Posts etiquetados ‘estado islámico’


Mi buen amigo Nacho Segurado (historiador, periodista y bloguero, entre otros del muy interesante Europa Inquieta), acaba de reseñar en Best Seller Español la nueva edición de Bravo Tango Siete. El contratista. Que alguien tan interesante como Nacho, escriba cosas como ésta sobre la novela de uno, emociona.

Ha transcurrido más de una década desde la caída de Sadam Hussein, pero Irak sigue siendo foco prioritario de la atención internacional diplomática, militar y periodística. Hace unos días, el informe anual sobre terrorismo que publica el Departamento de Estado de EEUU volvió a señalar al país como uno de los avisperos donde se libra la batalla contra el terror.

Irak, además, es la cuna de la principal amenaza hoy para Occidente y el mundo musulmán: los ultrafanáticos del autodenominado Estado Islámico. Aunque sea por una situación perennemente trágica y dicho con un punto de respetuosa frivolidad, Irak nunca pasa de moda.

Quizá por eso, y por que la novela en sí misma lo merece, la publicación en formato digital de Bravo. Tango. Siete: El contratista (Editorial Roca, 2015), la opera prima de David Yagüe, merece de nuevo un comentario. Me encargo yo, que de acuerdo, soy su amigo, pero también soyespero que sea broma un crítico mordaz. Allá voy.

El contratista un thriller bélico (un conflicto clásico: por un lado político, por otro personal y sentimental) que se desarrolla en la posguerra iraquí, en ese caos sectario, de mercenarios y ajustes de cuentastiene hoy, unos años después de su primera publicación, distintas lecturas.

Por un lado es una novela de acción (el secuestro de un mercenario estadounidense desencadena una operación policial, una alianza contra natura de chiíes y sunníes para dar con él), que ya desde el primer capítulo no da tregua y que te sumerge con naturalidad y sencillez en un conflicto con múltiples aristas. En este sentido, recto por así decirlo, el libro no defraudará. Tiene los mimbres adictivos que toda narración requiere.

Pero hay otra lectura más profunda (que no excluye la primera, por supuesto). Cualquiera de vosotros que abra por primera vez Bravo. Tango. Siete tendrá la sensación casi instintiva de estar ante el episodio piloto (por cierto, el libro bien podría ser la base de un guion televisivo) de nuestro presente. Lo que en el año 2003 se pensaba que era el final de una época, y de iure así fue (Sadam fue derrocado), al cabo ha sido algo más: el comienzo de otra. De bandos más imprecisos y de resultado todavía más impredecible.

El papel de EE UU en la guerra de Irak, tan patoso como ambiguo, que David retrata de manera formidable a través de los personajes que componen la novela (personajes fuertes, tiernos a veces, pero con un punto de antipáticos), es uno de los predecentes directos de la situación actual del país y de todo Oriente medio. Hay una frase fundamental del libro que resume muy bien aquellos polvos de los que vienen estos lodos: “Los contratistas son unos bastardos que creen que son vaqueros e Irak es su OK Corral particular”. Un pensamiento bajo el que subyace mucho de lo malo que ha pasado en Irak desde entonces. La espantada estadounidense, el caos gubernativo y el ISIS.

La reseña completa aquí.