Posts etiquetados ‘novela’


Mi buen amigo Nacho Segurado (historiador, periodista y bloguero, entre otros del muy interesante Europa Inquieta), acaba de reseñar en Best Seller Español la nueva edición de Bravo Tango Siete. El contratista. Que alguien tan interesante como Nacho, escriba cosas como ésta sobre la novela de uno, emociona.

Ha transcurrido más de una década desde la caída de Sadam Hussein, pero Irak sigue siendo foco prioritario de la atención internacional diplomática, militar y periodística. Hace unos días, el informe anual sobre terrorismo que publica el Departamento de Estado de EEUU volvió a señalar al país como uno de los avisperos donde se libra la batalla contra el terror.

Irak, además, es la cuna de la principal amenaza hoy para Occidente y el mundo musulmán: los ultrafanáticos del autodenominado Estado Islámico. Aunque sea por una situación perennemente trágica y dicho con un punto de respetuosa frivolidad, Irak nunca pasa de moda.

Quizá por eso, y por que la novela en sí misma lo merece, la publicación en formato digital de Bravo. Tango. Siete: El contratista (Editorial Roca, 2015), la opera prima de David Yagüe, merece de nuevo un comentario. Me encargo yo, que de acuerdo, soy su amigo, pero también soyespero que sea broma un crítico mordaz. Allá voy.

El contratista un thriller bélico (un conflicto clásico: por un lado político, por otro personal y sentimental) que se desarrolla en la posguerra iraquí, en ese caos sectario, de mercenarios y ajustes de cuentastiene hoy, unos años después de su primera publicación, distintas lecturas.

Por un lado es una novela de acción (el secuestro de un mercenario estadounidense desencadena una operación policial, una alianza contra natura de chiíes y sunníes para dar con él), que ya desde el primer capítulo no da tregua y que te sumerge con naturalidad y sencillez en un conflicto con múltiples aristas. En este sentido, recto por así decirlo, el libro no defraudará. Tiene los mimbres adictivos que toda narración requiere.

Pero hay otra lectura más profunda (que no excluye la primera, por supuesto). Cualquiera de vosotros que abra por primera vez Bravo. Tango. Siete tendrá la sensación casi instintiva de estar ante el episodio piloto (por cierto, el libro bien podría ser la base de un guion televisivo) de nuestro presente. Lo que en el año 2003 se pensaba que era el final de una época, y de iure así fue (Sadam fue derrocado), al cabo ha sido algo más: el comienzo de otra. De bandos más imprecisos y de resultado todavía más impredecible.

El papel de EE UU en la guerra de Irak, tan patoso como ambiguo, que David retrata de manera formidable a través de los personajes que componen la novela (personajes fuertes, tiernos a veces, pero con un punto de antipáticos), es uno de los predecentes directos de la situación actual del país y de todo Oriente medio. Hay una frase fundamental del libro que resume muy bien aquellos polvos de los que vienen estos lodos: “Los contratistas son unos bastardos que creen que son vaqueros e Irak es su OK Corral particular”. Un pensamiento bajo el que subyace mucho de lo malo que ha pasado en Irak desde entonces. La espantada estadounidense, el caos gubernativo y el ISIS.

La reseña completa aquí.


Desde hace unos días ya está disponible en todas las plataformas digitales la nueva edición revisada de Bravo Tango Siete El contratista, mi primera novela.

Entre los cambios, está su nueva y espectacular portada que han diseñado su nueva editorial, Roca. ¿Qué os parece?

Además, deciros que está a un precio muy bueno: 4,99 euros (algo más barato en Amazon).

Yo, sobra decirlo, estoy emocionado. A los que no conocéis aún esta historia… ¿Queréis algún argumento más para leerla? Blogueros, periodistas y lectores, ya han dado los suyos.

bt7


Otro lector VIP, que ha ido apareciendo en estos dos meses de andadura de la novela. Se trata del escritor santanderino Pedro Santamaría, autor de la novela Okela. Espartanos en Cantabria (Pàmies, 2011). Dice de la novela…

Muy dinámica, muy bien hilada y manteniendo el suspense de principio a fin. Bravo Tango Siete no te deja descansar y destila un pragmatismo natural y humano: Las cosas son como son pero nada es lo que parece, ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos.

¡Muchísimas gracias Pedro!


En un país golpeado por la violencia, Irak, donde la época de posguerra que se vive no es mejor que la anterior, un gobierno desesperado por salir de su atolladero y poder por fin ser tomado en serio por paises invasores, que hasta el momento lo único que han hecho es entorpecer su evolución con la excusa de ayudar, decide reunir a un grupo de policías chiitas y sunitas con el fin de rescatar a un americano que ha sido secuestrado por la insurgencia. Este grupo está liderado por Kassem Homan, un antiguo policia de seguridad que se cree muerto desde la invasión de 2004, un torturador de la policia secreta de Sadam. Tras años en paradero desconocido es localizado y forzado a encabezar este grupo de personas que tendrá como misión localizar al americano. La policia del nuevo Irak quiere demostrar que es capaz de resolver una situación como esta, aunque para ello deban colaborar con la policia estadounidense y britanica. Cosa que por cierto no les hace ninguna gracia.

Paralelamente a esto viviremos el cautiverio de Carl Robson, el americano secuestrado. Durante la investigación para su liberación el grupo liderado por Kassem Homad deberá recorrer Bagdad y Basora, donde se enfrenta a compañías de seguridad privada, como Red Horse, a insurgentes, a terroristas de Al Qaeda y a grupos armados que luchan por controlar el país.

A lo largo de la novela seguimos la historia de estos dos personajes, uno desde su cautiverio, y el otro desde sus recuerdos del pasado que no dejan de atormentarle. Unos recuerdos que le unen a uno de los personajes secundarios, Ganem Jairi, quien le ordena esta misión. Kassem a pesar de sus reticencias sobre esta investigación deberá llevarla a su fin como sea pues de que esta se realice correctamente no depende solo su vida, sino también la de alguien muy querido para él,su hijo Asan.

Ambientada en el Iraq de la posgerra nos trasladamos a las calles de un país que aún sigue en conflicto,ahora entre chiitas y sunitas. Unos ambientes llenos de violencia de los que surgen unas historias humanas. Todos conocemos por medio de los medios lo que sucede en estas guerras, bueno, parte de lo que sucede, pues además de la violencia que en ellas tiene lugar también hay historias, historias humanas. En estas es en las que el autor de este libro se centra

En este thriller policiaco lleno de giros en la trama, donde nada es como empieza, disfrutamos de una trepidante investigación que transcurre en Bagdad tras la caída de Saddam Husein. Personalmente me ha encantado el libro, no suelo ser lectora de novelas policiacas, no porque no me gusten, bueno, realmente no se porque, supongo que hasta el momento me había centrado en otro tipo de historias, pero desde que conocí este libro y su historia me llamó mucho la atención. No solo fue la sinopsis del libro lo que me atrajo, sino también su porta y su contraportada. Una portada en la que se puede leer en grande “BRAVO TANGO SIETE. El contratista”. Un título que a mí personalmente me dejo intrigada. Eso unido a la sinopsis que se puede leer en su reverso terminó por reconciliarme con un género, el policiaco, que había dejado un poco de lado.

Aquí tenéis el post original de Marta. Muchísimas gracias.


 

Como ya sabéis, el pasado día 15 fue la presentación del libro en Madrid. La verdad es que fue todo un éxito, la librería Estudio en Escarlata se llenó y, además, se agotaron los ejemplares disponibles.

Podéis ver aquí, en el blog de Atanor, unas cuantas fotos sobre el acto y os pongo, a continuación, la crónica que hizo la bloguera Goizeder en Cuéntate la vida.

Durante el acto el autor estuvo acompañado por Mario Escobar, quien destacó de Yagüe y de su obra: “Esto es el principio de un sueño, David es muy perseverante, tiene una gran capacidad de lucha, nos conocimos hace seis años y en este tiempo muchas de sus aspiraciones y sueños se han hecho realidad. Nos conocimos en la editorial en la que él trabajaba como periodista, en una tarde de diciembre, como la de hoy, cuando yo acababa de firmar mi primer contrato. Desde entonces trabajamos juntos, desde hace cuatro años en el blog Best Seller Español y en el programa de Radio Villalba del mismo título desde hace año y medio. David es una persona inquieta, imagino que debido a su vena periodística, tiene mucha determinación, nunca se rinde. En el peor momento ha conseguido publicar un libro, algo que hoy en día tiene muchísimo mérito, y todo porque tiene mucha ambición positiva y un gran sentido del deber, mucha disciplina, es muy germano en ese sentido, tiene una gran ética del trabajo”.

Mario Escobar también definió a David Yagüe en su faceta creadora. “Como escritor es preciso, no sobra nada, no deja ninguna palabra suelta, como buen periodista que es. Lo hace para que seamos nosotros los que juzguemos a los personajes y a la trama, él refleja la realidad tal y como es. Su prosa es sencilla, directa, no busca provocar emociones, solo describir los hechos como en una fotografía. En este sentido en sus libros está muy presente su pasión por el cine, sus historias son muy visuales. Transmite muy bien la realidad en la que vivimos, el libro trata sobre la realidad política, social y ética en un momento de crisis no solo económica, sino también de valores, en la que está patente el poco valor del ser humano”.

Sobre la novela, Escobar destacó: “Habla del instinto de supervivencia necesario para prosperar, el protagonista y los demás personajes están tratadas de una manera justa, no están vistos como seres despreciables, el autor no los juzga, no se siente por encima de ellos, simplemente son personas capaces de cualquier cosa con tal de conseguir lo que quieren. Los personajes son sucios, difíciles, tienen muchas aristas, no son puros y aquí David nos muestra que es un apasionado de la novela negra. Refleja la situación de hombres corrientes, su día a día, nos muestra al iraquí normal, cómo se comporta, qué hace en una situación extrema, y es algo que pone los pelos de punta. En definitiva, nos habla de los ejércitos privados que les hacen el trabajo sucio a los gobiernos, es algo que nos sigue sorprendiendo”.

Por su parte, el protagonista de la presentación, David Yagüe, quiso comenzar su intervención dando las gracias. “A la editorial Atanor por apostar por este libro, que ha tardado casi tres años en encontrar editorial, a Mario por apadrinar el libro hoy y por haberme metido hace muchos años el gusanillo de escribir y de publicar, a mis amigos por su apoyo, a Estudio en Escarlata por cedernos el espacio y a todos vosotros por venir”.

Y prosiguió: “Desde pequeño soñaba con contar historias y escribirlas, por eso haber conseguido publicar un libro me llena de orgullo, para mí es un auténtico subidón. Quería contar una idea que está alejada de nosotros, que pasa desapercibida, quería escribir un thriller, quería debutar con una novela negra. Irak pide a gritos este tipo de trama, la guerra de Irak acabó con una dictadura perversa, Sadam Hussein y su gente eran unos psicópatas, la población iraquí sufrió la destrucción, la guerra, el bloqueo. Al menos la guerra tuvo algo positivo, logró eliminar la dictadura, por eso al principio parte de la población vieron con buenos ojos a los invasores, pero eso duró poquito porque Estados Unidos llegó con empresas multinacionales, no fue fácil e hizo una mala gestión de la posguerra, fue muy irresponsable, por eso la población se levantó contra los ocupantes”.

 Sobre las compañías de seguridad, Yagüe explicó: “Son ejércitos como la ONU, con soldados de muchos países, son soldados de fortuna, contratistas de seguridad, mercenarios que pueden llegar a ganar hasta mil dólares al día. Cometen cientos de excesos contra los civiles y luego nadie los ha puesto ante ningún juez iraquí ni ningún tribunal de Estados Unidos. En una acción mataron a 17 civiles en un tiroteo. La empresa de seguridad más famosa antes se llamaba Blackwater. En la actualidad hay 17.000 contratistas en Afganistán y 9.000 en Irak”.

Yagüe añadió sobre la trama de su novela: “La novela habla de esta falta de justicia, de reparar un crimen y buscar la justicia. Es una historia de ficción, aunque basada en hechos reales, que habla de gente que comete delitos sangrantes y se van de rositas. Pero la historia no está contada desde el punto de vista americano, el más típico, sino desde el punto de vista iraquí. Por eso inventé el secuestro de un contratista y a un grupo de policías iraquíes que tienen que investigarlo”.

El autor dejó claro cuál es su objetivo al publicar esta obra: “El libro busca entretener, intrigar, que el lector tenga ganas de llegar al final y que el final le deje con ganas de más. Es una historia que sigue de actualidad, aunque no esté en las primeras planas de los periódicos. Espero que os guste, eso es lo principal, y si os interesa el tema será un éxito añadido. Solo espero que paséis unas horas de lectura entretenidas”.

Para terminar, Yagüe habló también del proceso de escritura del libro y de sus próximos proyectos: “No he estado nunca en Irak, pero sí he pasado muchas horas de documentación. Ahora estoy escribiendo una novela histórica de aventuras pero también me encantaría que El contratista se llevara al cine, los directores para esta adaptación podrían ser Bryan Singer o el Ridley Scott de los primeros años. Sé que no va haber segunda parte de este libro, por cómo acaba la historia es algo difícil, pero no descarto rescatar a alguno de los personajes, pero eso el tiempo lo dirá”.

 

¡Muchísimas gracias de nuevo Goizeder!

El libro a la venta el 1 de diciembre

Publicado: noviembre 26, 2011 en Noticias
Etiquetas:,

Ya tenemos fecha oficial para la llegada a las librerías de Bravo Tango  Siete. El contratista: será este jueves, 1 de diciembre, cuando ya estará disponible en librerías físicas y virtuales.

Bravo Tango Siete, el contratista

Publicado: noviembre 6, 2011 en Noticias
Etiquetas:, ,

Irak, tras la caída de Sadam Hussein. Carl Robson, un contratista de seguridad estadounidense, es secuestrado por la insurgencia durante el transcurso de una misión. La policía del nuevo Irak quiere convencer  al mundo de que puede resolver una situación así y forma un grupo especial de agentes, formado por sunitas y chiítas, para encontrar al americano.

Al frente del equipo ponen a un ex miembro de la policía secreta de Sadam Hussein, Kassem Homan, un conocido torturador  que llevaba años desaparecido.  Lo que nadie sabe es que Homan se juega algo más que el prestigio de su país en el caso y está dispuesto a crear un infierno con tal de resolverlo.

Nada es lo que parece en una trama donde se mezclan las polémicas compañías de seguridad privadas, insurgentes, terroristas de Al Qaeda, el Gobierno de EE UU y los distintos grupos armados que luchan por controlar el país.

Un ‘thriller’ electrizante, con un marcado aire ‘noir’, lleno de acción y giros sorprendentes, donde sus protagonistas intentan sobrevivir en un país en llamas que intenta renacer.

A la venta el 15 de noviembre.